Citas con las que me siento identificado

Me gusta guardar en mi móvil capturas de frases que me parecen inspiradoras y que pueden tener algún tipo de efecto en mi vida para ayudarme a llegar a la vida que aspiro tener.

Esta entrada nunca se dará por acabada, siempre podrán aparecer nuevas frases a medida que las vaya descubriendo.

No puede ser tan difícil

Anónimo, un profesor de academia que tuve en mi época universitaria

Se refería a lo que debíamos pensar el día del examen cuando leyéramos por primera vez la prueba. Se basaba en que, por defecto, cuando nos dan el listado de preguntas al inicio de un examen, siempre tendemos a pensar que nos ha tocado la convocatoria más difícil de todas las que hemos estudiado previamente.

Con este momento de pausa, conseguíamos enfocar de otra manera el problema. Al fin y al cabo, el nivel tenía que ser similar al de las convocatorias previas, así que tampoco podía ser tan remota la solución a ese problema.

Esta frase, una vez acabada la universidad, me ha ayudado a encarar muchos problemas y retos que me han ido apareciendo. La sigo aplicando muy a menudo.

El día que más aprendas será el día del examen

Anónimo, un profesor de academia que tuve en mi época universitaria

El autor de esta cita fue uno diferente al de la anterior, pero la aprendí en el mismo centro.

Con el tiempo he visto que hasta que no te ves apurado y sometido a cierta presión, no te planteas el problema en su entera magnitud.

Por eso en un examen siempre te salían las preguntas y las dudas, cuando ya no tenías los apuntes para consultarlas. Tenías, entonces, que recorrer a la lógica y al sentido común para darles alguna solución. Solución que a veces era acertada y otras no, pero muy probablemente incluso las veces que no lo era, aprendías la solución correcta, porque la razonabas al salir del aula, cuando un/a compañero/a te hacía saber que te habías equivocado.

También es una frase que se puede sacar del contexto estudiantil y aplicar en muchos otros escenarios. Por ejemplo, entrevistas de trabajo.

Solo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan. No formarlos y que se queden

Henry Ford

Forma bien a la gente para que pueda marcharse, trátales mejor para que no quieran hacerlo

Richard Branson

Si crees que la formación es cara, prueba con la ignorancia

Derek Bok

Creo que estas tres se explican por sí solas. Para mí el desarrollo personal y profesional es absolutamente indispensable. Es en lo último en lo que creo que hay que dejar de invertir dinero. Y hablo de invertir, y no de gastar, porque de la formación bien seleccionada se puede obtener un efecto multiplicador para la riqueza de una persona.

No tiene sentido contratar a gente inteligente para decirles lo que tienen que hacer. Nosotros contratamos a gente inteligente para que nos digan qué tenemos que hacer

Steve Jobs

Es muy necesario aplicar esta regla si el objetivo es montar un sistema de negocio que dé ingresos pasivos. Se trata de confiar en la gente en la que se delegan las tareas y sacar el mejor partido de sus ideas.

Si no trabajas por cumplir tu sueño, alguien va a contratarte para que le ayudes a cumplir el suyo

Tony Gaskins

Fácil de decir, difícil de hacer. O eso parece a priori. Pero no puedo estar más de acuerdo. Cuando trabajas por cuenta ajena no haces más que eso. Ayudar a alguien a cumplir su sueño.

La mayoría de cosas que son urgentes, no son importantes. La mayoría de cosas que son importantes, no son urgentes.

Dwight D. Eisenhower

Hay una viñeta que resume esto muy bien. Al final solemos centrarnos en aquello que es urgente, y dejamos de lado lo que es importante.

Fuente: studisphere.com.au

En teoría no hay diferencia entre práctica y teoría. En la práctica, sí la hay.

Yogi Berra

Suelo aplicar esta frase en todo lo relacionado con trading y especulación. Sobre el papel todo se aguanta, siempre hay alguna «inversión» que va a dar una rentabilidad brutal. Al final, a toro pasado, suele verse que ese no era el momento, que hubiera sido mejor esperar. Esperar a ahora, porque esta vez sí que sí…

El trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine

Ley de Parkinson

Suelo ser bastante criticado por apurar siempre al último momento cuando se me encomienda alguna tarea. Es por eso que me encanta recurrir a la Ley de Parkinson en esos casos.

Si tenemos que entregar algo dentro de un mes y es algo que se puede hacer en condiciones dignas de entrega en 2 días, pero por alguna razón decidimos empezarlo hoy, es probable que encontremos la manera de invertirle todo el tiempo disponible. Es muy difícil dar un producto por acabado. Siempre se puede hacer algo más.

Lo peor de todo, es que el resultado obtenido si comparamos el haberle invertido el mes entero o los dos últimos días, no será tan diferente. Aquí es donde la Ley de Parkinson se combina con el Principio de Pareto, sobre el que hablaré en alguna otra entrada.

Demasiadas personas gastan el dinero que no han ganado, comprando cosas que no quieren, para impresionar a la gente que les cae mal

Will Rogers

En la sociedad del bien tener, el ego es el que manda. El único objetivo es poder tener algo mejor de lo que tiene el vecino, para poder subir la foto en una red social. ¿Qué más da que para hacerlo tenga que pedir el dinero prestado? Lo importante es que todos mis seguidores sepan lo bien que me van las cosas, sea o no sea verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *