lonchafinismo es ahorrador o es rata

Lonchafinismo: ¿ahorrador o rata?

Hace unas semanas un amigo compartió en un grupo de WhatsApp una captura de un hilo de Forocoches en el que alguien comentaba que conseguía ahorrar cerca de 700€ viviendo en Madrid capital y con un sueldo de 1.000€.

Cuando lo leías te daba la impresión de que esa persona tenía una vida miserable y todo con el único fin de poder ahorrar algunos euros a final de mes. Euros que, encima, ahorraba sin ningún fin. Sólo por el hecho de ahorrar.

lonchafinista ahorrador o tacaño

No sé si el término lonchafinismo existía ya de antes o no. Yo he empezado a escucharlo desde que se popularizó el relato de este joven madrileño.

Lo cierto es que últimamente he visto muchos comentarios haciendo referencia a este término. Algunos totalmente en contra, otros no solo a favor sino que añadiendo más mecanismos para ahorrar aún más, si cabe.

A raíz de todo esto me ha dado por pensar… ¿Cuándo el lonchafinista pasa de ser ahorrador a ser rata?

Diferencias entre ahorrador y rata

Tratando de investigar un poco sobre este tema he descubierto una web en la que la gente contaba anécdotas relacionadas con el ahorro de unos euros. La gente luego votaba si eso era de ahorrador o de rata.

Esa web ya no admite nuevas anécdotas, pero el contenido existente da para navegar durante horas. Hay historias que no tienen desperdicio.

Al final, a tenor de lo que la gente va votando en esa plataforma, puedo llegar a la siguiente conclusión a la hora de valorar las diferencias entre ahorrador y rata.

  • El rata se diferencia del ahorrador en que éste pretende ahorrar aprovechándose de los recursos ajenos. Consintiendo que otros asuman el coste de sus necesidades y/o caprichos.

Así, pues, encontramos verdaderos ratas en anécdotas como la siguiente:

Tengo un «amigo» que, cuando vamos a comer fuera, siempre pregunta antes de forma disimulada si vamos a pagar a medias o si cada uno se paga lo suyo. Si pagamos a escote se pide lo más barato que hay, pero, si pagamos a medias, se mete tres Coca-colas, dos platos, postre, café y sólo le falta pedirse un purito. ¿Ahorrador o rata?Juanjo_cabrn, de Torrevieja

Y en cambio, podemos hablar de ahorradores en el siguiente relato:

Un amigo compra montones de cajas de helados en invierno porque son más baratas y luego, las deja en el congelador hasta el verano. ¿Ahorrador o rata?Gusanita, de Pamplona

Está claro que el primero pretende que los demás paguen parte de su derroche en comida y bebida. En cambio el segundo aprovecha las ofertas por estar fuera de temporada, anticipándose y ahorrándose un dinero.

¿El lonchafinista es tacaño?

Sabiendo ya las diferencias entre el tacaño y el ahorrador, es el momento de analizar el lonchafinismo, tomando como lonchafinista estrella al autor de la entrada en Forocoches.

Si atendemos solamente al requisito que he expuesto antes para pasar a considerar una persona tacaña o rata en lugar de ahorradora, creo que el lonchafinista protagonista debería ser considerado ahorrador.

Ahorra a base de no gastar, consintiendo compartir habitación, comer solo pasta y/o arroz, compartiendo cuentas de suscripción (aportando él a la vez que usa las de los demás), etc.

Sin embargo, hay algunas cosas que hacen que se le pueda también considerar un poco tacaño:

  • Ahorra sin un objetivo claro, solo por el hecho de no gastar
  • Se alimenta mal, con los problemas de salud que a la larga eso puede conllevar (de los cuales la sanidad pública deberá hacerse cargo en el futuro)
  • Piratea Spotify y Netflix, aprovechando las cuentas de otros compañeros, lo cual es aprovecharse de quien le presta la cuenta y de estas plataformas

Total, que al final te queda la sensación de que es una persona más bien poco generosa. En quien sería difícil contar en un momento de apuro.

¿Cómo ser un buen ahorrador?

¡Vaya! Es que uno ya no puede ahorrar tranquilo. Siempre criticando.

¡Qué no!

Yo creo que ahorrar debería ser obligatorio. Más sabiendo que es probable que no tengamos acceso a una pensión de jubilación en el futuro, por lo que tendremos que hacernos cargo nosotros mismos de nuestro futuro.

Sin embargo, creo que se puede ahorrar de manera más inteligente, sin privarse de absolutamente todo y viviendo ahora, a la vez que nos aseguramos poder vivir en el futuro.

Para mi, las características que definen al buen ahorrador son:

Tener un plan de ahorro sistemático

Saber el porcentaje de ingresos que vamos a ahorrar cada mes o cada año, y hacerlo de forma sistemática.

sistema de ahorro personal

El porcentaje de ahorro dependerá de los ingresos y de nuestro horizonte financiero. Si pretendemos dejar de trabajar en 5 años y actualmente tenemos cero, tendremos que ahorrar mucho dinero cada mes.

Pero normalmente, espero, tenderemos a ponernos escenarios más realistas.

Invertir

Será necesario asesorarse para aprender a poner el dinero ahorrado a trabajar. Usar la fuerza del interés compuesto es indispensable para poder llegar a algún objetivo con el dinero ahorrado.

Es importantísimo tener una estrategia de inversión y respetarla.

Hacer un presupuesto

Sabiendo más o menos cuánto hay que ahorrar y qué hay que hacer con los ahorros, es necesario tener un poco de orden en los gastos.

Admitir imprevistos

Y por último… por muy bien que lo tengas planeado siempre algún imprevisto surgirá. Eso hay que asumirlo y controlarlo.

A veces un imprevisto puede descuadrar el presupuesto entero, provocar frustración y enviar todo el trabajo hecho a la papelera.

Si tenemos un margen para admitir imprevistos podremos manejarlos mejor.

Conclusión

And the winner is:  «ahorrador, ¡siempre!, pero con sentido» .

hay que ahorrar para tener un futuro digno

La conclusión es que efectivamente es importante ahorrar y cada uno hace lo que puede. Algunos, ante la presión se pasan y se privan de vivir. Otros se quedan cortos y se gastan la mayoría de sus ingresos.

En mi opinión es necesario encontrar el equilibrio que nos permita disfrutar de la vida a la vez que se va dejando una previsión para tiempos futuros.

Acerca de Francesc

Francesc Orfi, autor de chofi.com

¡Hola! Mi nombre es Francesc Orfí y uso este blog para ordenar mis ideas y sacar conclusiones que me ayuden a mejorar en el futuro.

No hablo sobre un tema concreto. Siento interés por temas tan dispares como: webs, análisis de datos, programación, inversión, construcción, emprendeduría, SEO, monetización online… y un largo etcétera.

Suscríbete a mi newsletter

El primer lunes de cada mes escribo un correo en el que comparto ideas que considero relevantes y algunas lecciones aprendidas durante el mes vencido. Quiero que estés al corriente de mis pasos hacia la vía rápida.

Información sobre protección de datos

¿Hablamos?

Me encontrarás en Twitter y en mi correo personal. Puedes contactar conmigo tanto si compartimos inquietudes como si odias todo lo que escribo.

2 comentarios en “Lonchafinismo: ¿ahorrador o rata?”

  1. Gracias francesc 😊…ya ahora se que identificar a un ahorrador y a una ratita …pues hombre! A veces somos un poco de ratita! Sin darnos cuenta o simple comodidad.. pos nada! Gracias por tus aportes ..de hecho lo tendré en cuenta para aplicar un ahorro responsable sin privarme de ningún caprichito! ..saludos desde Perú

    1. Hola María! Gracias por pasarte por el blog ☺️
      Supongo que todos tenemos algo en lo que somos más ratas, no se puede estar siempre generoso en todo! jajja
      Creo que lo que propones de ahorro responsable sin privarse de lo que puede hacernos felices es la clave.
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba